Contáctanos

Oaxaca Capital – Noticias de Oaxaca

¿Cecina y tasajo son lo mismo? Conoce todo sobre estas carnes mexicanas

Nacional

¿Cecina y tasajo son lo mismo? Conoce todo sobre estas carnes mexicanas

En el mercado del 20 de noviembre es posible encontrar este manjar que se prepara a brazas con tortillas de maíz hechas a mano

Ambos cortes son muy ricos y aunque parecen similares hay grandes diferencias entre ambos, es por eso que aquí te decimos las características de ambas para que puedas elegir la mejor opción.

De Oaxaca para el mundo

Entre los muchos tipos de carnes secas que se consumen en todo el país, el tasajo es de los más populares, sobre todo en el estado de Oaxaca, debido a su peculiar preparación, lo que lo convierte en un elemento imprencindible de su gastronomía y que han puesto su nombre en lo alto del mundo.

Para muestra un botón, en el centro de la capital oaxaqueña, en el famoso “pasillo de los tasajos” en el popular mercado del 20 de noviembre, donde si o si hay que probar este delicioso manjar recién hecho en las brazas. Además, ahí mismo pueden comprar tortillas de maíz hechas a mano y los complementos como cebollas de cambray, nopales y aguacates.

Para obtener un buen tasajo de Oaxaca se requiere que de una buena carne de res, que los carniceros de esta entidad salan y secan al aire libre o con ayuda del humo de leña que ayuda a mejorar su conservación, se trata de un tipo de cecina.

Esta carne puede comerse asada y es ideal para ir acompañada por una guarnición de verduras, cebollitas, guacamole, pico de gallo, salsas o “chiles de agua”, ya sea con chorizo, rábanos, chapulines ya sean en tacos o en una deliciosa tlayuda con asiento de manteca, con frijoles, col y queso Oaxaca.

Cecina de Yecapiztla

Por su parte, la cecina de Yecapiztla es una carne que es destazada en tiras largas y anchas, este corte es tomando del lomo y de las piernas de la res, que se salan perfectamente con sal fina sobre unas tablas de madera y se dejan orear aproximadamente durante 30 minutos.

Después se cuelgan en un lugar cerrado, limpio y fresco y se dejan otros 30 minutos. Finalmente se les pone manteca de cerdo, se doblan y se refrigeran, antes de consumirse se asan sobre un comal y se acompañan por tortillas recién hechas, crema, salsa, aguacate y frijoles de olla.

FUENTE: HERALDO DE MÉXICO

Sigue Leyendo
Tal vez te interese …

Más de Nacional

Ir Arriba