Contáctanos

Oaxaca Capital

Alejandro Murat el liderazgo caído

La Mula de Blancas

Alejandro Murat el liderazgo caído

En un anhelo exagerado por querer agradar al presidente López Obrador, el mandatario estatal Alejandro Murat ha insistido en buscar acercamientos que proyecten cierta cordialidad y complicidad política entre ambos

En un anhelo exagerado por querer agradar al presidente López Obrador, el mandatario estatal Alejandro Murat ha insistido en buscar acercamientos que proyecten cierta cordialidad y complicidad política entre ambos, por ello asiste a toda convocatoria presidencial posible, lo mismo a las giras que el titular del ejecutivo realiza con gran éxito en la entidad oaxaqueña (arriesgándose a las rechiflas y abucheos) que a las mañaneras de palacio nacional o a un mitin en Tijuana, no importa el evento, el fin es el mismo, simular que goza de su afecto, las constantes improvisaciones al interactuar con el presidente, lo hacen ver nervioso e intimidado, su grupo cercano lo ve erratico y al exterior pareciera principiante, pero lo motiva el pensar que con estas acciones podrá influir en un futuro acuerdo político que beneficie a su casta, no dimensiona hasta qué punto está sumido en las arenas movedizas del astuto presidente.

Los Murat, una herencia de poder

El Gobernador, allí estaba, fiel y puntual como en los viejos tiempos, Alejandro Murat llegó apenas detrás de Alfredo del Mazo al primer informe de gestión del presidente López Obrador, por coincidencia ambos mandatarios llevan en su apellido la marca del priismo recalcitrante que tanto ha criticado y ha querido desterrar el actual presidente, ambos son parte de la mafia del poder y ambos provienen de familias opulentas y rapaces que por décadas han saqueado las arcas de sus respectivas entidades, no niegan su linaje marcado de corrupción e influyentismo porque no pueden hacer con sus apellidos lo que hacen con sus afinidades políticas, como muchos otros, se niegan a extinguir su linaje priista, aun vislumbran en el futuro a sus hijos, esposas o familiares heredando su derecho a gobernar, por eso sin pudor se hacen presentes, son sumisos al poder, vieja costumbre bajo la cual se formaron y les ha permitido subsistir bajo la protección del sistema, Alejandro antes de llegar a medio sexenio ha decidido hacer acuerdos políticos que le garanticen ir en pos de su sueño presidencial no hay un solo logro visible ni que pudiera señalarse como parte de su legado y el único que puede darle juego a su aspiración es quien antes fuera su acérrimo enemigo, buscar un pacto con el presidente López Obrador es su única oportunidad, eso lo dejaría en posibilidad de competir pero los tiempos juegan peligrosamente en su contra y veremos si no termina quemado de las manos por jugar a la papa caliente, esto lo ha obligado a compartir la plaza junto a su esposa o “La Señora” como ya le llaman, en un intento por “gobernar” Oaxaca, es ella la que lleva las riendas y a quien le reportan todo, la que toma decisiones, la temperamental, parte del gabinete camina a su lado atrapándola, es su equipo, ella manda recados a diversos actores invitándolos a caminar con ella en la capital y en el interior del Estado, los invita a alinearse a ser parte del equipo, es la protagonista de la fiesta mientras sonríe y camina con la gente le llama paisanas a las oaxaqueñas, se siente ya como tal, esta idea de ser oaxaqueña y aspirar a gobernar se fue cristalizando en su mente poco a poco y ahora se relame los bigotes adelantando escenarios y queriendo emular al suegro en la construcción de oscuros acuerdos políticos, no muestra afinidad hacia ningún partido político, pensando que será una gran ventaja, el tiempo dirá si tuvo o no la razón, también figura El Hermano, Eduardo Murat, actual senador de la republica bajo las siglas del Partido Verde, llego al escaño por la licencia de Manuel Velasco, ex gobernador de Chiapas y gracias a otro “amarre” de su padre, dale chance al chamaco le sugirió a Velasco el viejo Murat, tu vas a ir al gabinete pronto, mientras Eduardo madura y lo conocen un poco mas y que manera de conocerlo pues si antes no sabíamos nada de el, ahora es y será recordado por la gran hazaña que, dicho en sus palabras, muchos mexicanos comparten con el, haber tenido su primera novia en Cancún, este junior no conoce al pueblo, mucho menos sus hábitos y costumbres, desconoce y desprecia tanto a los mexicanos que presume sus aventuras en la Riviera Maya como algo tan normal, de acuerdo a información en poder de este columnista en el ultimo año ha viajado por lo menos 20 veces desde la Ciudad de México a Cancún, este pareciera ser su segundo hogar, porque este Junior Murat ni por equivocación ha visitado Oaxaca, en el ultimo año, para cerrar con broche de oro, El Viejo, el líder de la casta Murat de nombre José, ex gobernador de Oaxaca y actual dirigente de una organización nacional adherente al PRI, desde allí trata de negociar los despojos de su partido, vendiendo ideas de pactos y recomposiciones políticas igual con peñistas que con obradoristas, “el artífice” le llaman quienes le rinden pleitesía, pero lo único que ha logrado construir es un andamio donde su hijo y su familia puedan transitar sin perder sus privilegios, el que hoy ya es gobernador esta en la ruta que el no pudo completar, la de la silla presidencial, a estas alturas ya no importa que el hijo haya mostrado que aun con su maestría o con su alta preparación académica no tiene la capacidad de lograr su “sueño oaxaqueño”, en la entidad oaxaqueña ya acumula un gran rechazo y se agota su bono político, solo tiene una oportunidad y su única carta y ya la esta jugando, sumisión al poder sin importar siglas partidistas.

Desde la antigüedad, conquistadores, emperadores y en general líderes del mundo entero han sabido que es necesario doblegar al enemigo y de ser posible liquidar, la historia no miente y ha resultado fatal dejar vivas fracciones que buscarán venganza, el actual presidente no es diferente, se ha impuesto, tiene un liderazgo legitimado y los cambios propuestos que a muchos no les agradan obedecen a una serie de golpes que buscan minar el poder de sus adversarios y detractores, ante este escenario muchos de ellos han decidido doblegarse, acercarse o renunciar a sus pretensiones, la mafia del poder y las castas de familias que tanto daño han hecho a México pareciera que siguen allí disfrutando, como si nada hubiera pasado, la sociedad sigue cuestionando la falta de castigo, la burla, pero algo que ha quedado claro es que el presidente López Obrador tiene definida su ruta y uno a uno va cumpliendo sus objetivos, lo ha reafirmado en sus giras, conferencias y declaraciones y la gran aceptación y popularidad de la que aún goza, lo hace peligroso para quienes disienten de su postura, la asistencia de gobernadores y empresarios antes motejados la mafia del poder a sus eventos y en particular a su primer informe de gestión ha logrado su cometido, tenerlos a sus pies, extendiendo la victoria hasta la sumisión, quién habría imaginado que un año después del triunfo, allí estarían sus mas acérrimos críticos, sentados frente a el, congregados por voluntad propia, motivados por la conveniencia si, pero mostrando su lado más mezquino, el de la hipocresía, aplaudiendo y celebrando todo con la incertidumbre del futuro en el templete.

Otra vez Bolaños

El senador Bolaños Cacho apéndice de la familia Murat, asistió al municipio de San Juan Atepec al evento donde el Presidente López obrador anunció avances de su programa de pavimentación en cabeceras municipales, en el video de la presentación se vio al senador muy nervioso agitando los brazos antes y después de ser anunciado, sonrisas de ansiedad, perdido en el escenario y buscando la mirada de aceptación del presidente y del gobernador, para colmo al término del evento circuló un video donde al querer abordar el vehículo donde se trasladaban el presidente y el gobernador le negaron el abordaje y lo mandaron a otra unidad, después de esto reaccionó con enojo y molestia mientras se dirigía al otro vehículo. 

Sucesión en riesgo

Mucho se especula sobre la anuencia del gobernador en las visitas presidenciales, su permisividad y pasividad se ha interpretado como parte de un acuerdo en vías de ser formalizado donde el mandatario oaxaqueño salga victorioso, imponer a su sucesor con la venia presidencial es crucial, ya sea su esposa o Bolaños quien reciba la bendición y el respaldo total no servirá si desde Palacio Nacional se gira una instrucción distinta, lo cierto es que si José Murat cree que puede negociar con López Obrador como lo hizo con Peña Nieto y la vieja guardia priista tal vez está equivocando el rumbo, logró la candidatura en favor de Alejandro gracias a su “pacto por México” dicho sea de paso el pacto ha sido desmantelado por el mismo López Obrador quien no necesita de pactos ni componendas venidas del viejo Murat, sin embargo en ese juego ha vuelto sumiso a su hijo ante el embate presidencial el cual tiene gran presencia y aceptación en territorio oaxaqueño, la figura del gobernador apenas le hace sombra, recordemos que a nivel electoral en las elecciones presidenciales el voto obradorista ha sido arrasador y no hay comparación contra lo obtenido por Murat, si la estrategia es lograr que el presidente acepte condiciones para que Murat siga gobernando imponiendo candidatos en todas las expresiones políticas está jugando peligrosamente, en la entidad ya ha puesto a rodar el balón y si su calculo político sale mal como se aprecia a la distancia, termina desatando una guerra encarnizada de la cual no tendrá control, ya todos vieron que Murat no está en los afectos obradoristas, el presidente ni se dobla ni lo incluye, no necesita negociar la feligresía morenista que en esta ocasión es suficiente para conquistar las tierras oaxaqueñas, hoy quien está fingiendo bien y haciendo tiempo, es el presidente que después de tantas elecciones ni va a olvidar ni va a perdonar, al tiempo.

La caballada

Samuel Gurrión ya despachando como Secretario del Medio Ambiente anda sembrando árboles por todos lados, en el PRI no le perdonan la traición por eso camina con estructuras panistas, otro que traicionó y vuelve como el perro arrepentido como dijera el famoso chavo del ocho es Héctor Pablo Ramírez que ya apareció con Alito Moreno comiendo tacos en su gira en San Luis Potosí, el mismo día Eviel Pérez Magaña, quien también ha manifestado su apoyo al mismo Alito no apareció en San Luis Potosí, sino en el Estado de Durango y no en plan vacacional, ¿que estará tramando el oaxaqueño en aquellas tierras?

 

Fernando Tavares

@lamuladeblancas

Sigue Leyendo
Tal vez te interese …

Más de La Mula de Blancas

Ir Arriba