Contáctanos

Oaxaca Capital

Murat adelanta la sucesión, Pérez Magaña se vuelve inestable

Destacado

Murat adelanta la sucesión, Pérez Magaña se vuelve inestable

“Alejandro Murat PRESDIENTE”, veremos cuanto dura el sueño

Es ya muy clara la intensión del gobernador Alejandro Murat de adelantar los tiempos políticos en la sucesión gubernamental y en otros eventos, aun cuando no llega ni a la mitad de su mandato, su pretensión de convertirse en candidato presidencial está agitando peligrosamente la agenda política oaxaqueña. 

En próximos días el PRI, partido hegemónico en otros tiempos, estará definiendo a su nueva dirigencia nacional, la pugna al interior se vuelve más ríspida, la militancia priista deberá escoger entre Ivonne Ortega Pacheco y Alejandro Moreno Cárdenas, la primera, inició contra corriente denunciando una serie de irregularidades y saltando obstáculos al no ser la favorita de la llamada “cúpula”, ante la descalificación de Lorena Piñón de la contienda, su candidatura se ha robustecido y ya aglutina a una buena cantidad de militantes incluyendo a los de las fracciones disidentes que han quedado en el camino como la del Dr. José Narro y la de Ulises Ruiz quienes han denunciado también imposición y simulación, en las sombras estas figuras operan a favor de la yucateca, por el otro lado el campechano Alejandro Moreno “Alito” es acusado de ser una imposición producto de un acuerdo entre lo que queda del “peñismo” y el presidente López Obrador para dominar al PRI desde su interior, como sea para los Murat es determinante el triunfo del campechano en su sueño presidencial. 

Esta división abre frentes en todos los estados, en Oaxaca, el gobernador Murat ha alineado a los suyos y en un intento de persuasión ha tenido acercamientos con las figuras más visibles que en otros tiempos han sido contrarios a el, personajes como Héctor Pablo Ramírez, Samuel Gurrión y Eviel Pérez Magaña han salido nuevamente validados por el mandatario oaxaqueño levantando polémica y un sinfín de especulaciones, estos movimientos obedecen más a fines mediáticos y de calculo político pues aunque se enturbia el agua mantiene el orden en su intentona de llegar a la “presidencial”.

Es obvio que el gobernador ha mandado a su delfín Raúl Bolaños con bastante anticipación a pintarse de verde y luego a levantar la mano de candidatos de MORENA como parte de su estrategia de encabezar esa coalición en Oaxaca, el gobernador también busca que por la coalición PAN-PRD-MC sea Samuel Gurrión el abanderado, aun cuando ya es parte de los funcionarios de su gabinete no ha renunciado al PAN por lo que su camino sigue libre, en el PRI las cosas son más fáciles todavía, las constantes insinuaciones del gobernador hacia Eviel Pérez Magaña indican que buscaría otorgarle la virtual candidatura pensando que es el rival más débil y que no tiene posibilidades de alzarse con el triunfo, este personaje se ha vuelto especialmente peligroso pues ha aprendido a traicionar al igual que lo hicieron con él, en este regreso es curioso que se haga pública su reunión con el gobernador Alejandro Murat, y el día del registro de candidatos priístas se muestre con el candidato “Alito” manifestando su apoyo, pero lo más importante, no se le ha visto en ningún acto ni mitin y mucho menos a su equipo el cual según los que saben si está trabajando coordinadamente con los equipos de Ulises Ruiz e Ivonne Ortega en por lo menos 8 entidades de la república para ganarle la mano al campechano, todo bajo el agua, así que el pleito Ulises – Eviel es solo una pantalla para distraer a los que no ponen atención, otras figuras se mueven en escenarios paralelos con menor influencia y margen de negociación pero hay algo que debería preocupar al mandatario, estos movimientos dejan en evidencia una cosa, quienes pueden movilizar y operar políticamente ya no le están creyendo sus actos de buena fe.

Al interior del gabinete y en los círculos cercanos se dice que el gobernador ha incumplido una gran cantidad de compromisos y promesas, existe un gran descontento ante imposiciones y decisiones que no se entienden y se empieza a ver que la ambición del mandatario por convertirse en presidencial está haciendo que conceda y entregue posiciones políticas a otroras adversarios.

El senador Bolaños Cacho no pega ni simpatiza 

Bolaños no cae bien entre priistas y mucho menos entre morenistas y aunque en sus cálculos políticos el se ve como candidato a gobernador muchos de los que dicen operar a su favor están ansiosos de emigrar a proyectos con mayor seriedad, nadie puede negar que muchos de los que hoy cobran con Murat le dieron la espalda a Eviel Pérez Magaña pero la duda que les corroe es si hubieran estado mejor bajo la batuta Evielista, se ven muchos mandos medios y superiores que vienen de fuera, empresas foráneas acaparan contratos y licitaciones, el trato del gabinete hacia quienes trabajaron en la campaña es de soberbia y poca cordialidad y a diario surge un nuevo comentario de desprecio y crítica hacia la casta gobernante, muchos piensan que se equivocaron con Murat, ni es el más preparado ni el más honesto, el milagro oaxaqueño solo fue una invención para engañar a priistas y oaxaqueños que no ha servido, el milagro no se ve por ningún lado, el nuevo sueño mexicano del mandatario está llegando a extremos tan absurdos que en la próxima elección la primera dama Ivette Morlán irá a las urnas para convertirse en diputada federal, quiere ganar desde la capital oaxaqueña para que la casta Murat siga teniendo presencia en la boleta por lo menos 6 años más, por eso no hay que extrañarse de que la señora siga caminando tan activamente, como ninguna otra primera dama en el país bajo un cargo honorífico, pero eso si, sin dejar de vestir en Rodeo Drive como siempre ha acostumbrado, ese es el talón de Aquiles de este grupo muratista, solo le cumplen a sus amigos y la mayoría son foráneos, eso no va a cambiar, si Bolaños es gobernador en una de esas ya no oaxaqueños figuren en el gabinete.

El sueño Muratista se desbarata 

Si los cálculos del mandatario salen como los planea, podrá acordar directamente con el presidente nacional del PRI al candidato estatal, podrá imponer a otros dos candidatos previo acuerdo con MORENA, PAN y PRD, así que el candidato que triunfe respaldara sus aspiraciones futuras, también dejará a sus esposa en una posición con mayor futuro político y el estará en posibilidad de ser candidato presidencial, pero si las cosas no le salen bien, todo su sueño se empezará a derrumbar desde mitad de sexenio, por ello en su aspiración es crucial que gane “Alito” Moreno sin importar el costo y la negociación necesaria y es imperativo que Eviel, Héctor Pablo, Samuel y todos los demás le sigan creyendo el sueño oaxaqueño que a estas alturas se llama “Alejandro Murat PRESDIENTE”, veremos cuanto dura el sueño.

 

 Fernando Tavares

@lamuladeblancas

Más de Destacado

Ir Arriba