Contáctanos

Oaxaca Capital

Crónica política. Oaxaca de Juárez, una capital muy competida

Destacado

Crónica política. Oaxaca de Juárez, una capital muy competida

Este martes abrieron campaña las candidatas y los candidatos a concejales a los ayuntamientos del estado de Oaxaca: 153 por régimen partidos políticos; el resto, 418 renueva autoridades según sus sistemas normativos indígenas.

Este martes abrieron campaña las candidatas y los candidatos a concejales a los ayuntamientos del estado de Oaxaca: 153 por régimen partidos políticos; el resto, 418 renueva autoridades según sus sistemas normativos indígenas.

Y como se preveía, la capital oaxaqueña resulta el municipio más competido, pues quien gane la elección no solamente gobernará el corazón político de la entidad, sino que se coloca en una posición destacada para la sucesión gubernamental: Tanto el candidato como el partido y/o coalición postulante.

Previo a la campaña y según sondeos se ha hablado de una elección unitaria, donde el puntero sería el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena, PT-PES), Oswaldo García Jarquín.

Sin embargo, en el arranque de campaña el candidato de la coalición “Por Oaxaca al Frente” (PAN-PRD-MC), Samuel Gurrión Matías, demostró que viene pisándole los talones al morenista, tal como arrojan encuestas. El ex priistas llenó el espacio donde realizó su mitin; una explanada de uno de los mercados más grandes de la ciudad, además abierta.

En el arranque de Samuel Gurrión había hileras de personas de la CTM con todo y camión de volteo, gremial identificada con el sector obrero priista; también se percibió la presencia de sociedad civil, pues en realidad PAN, PRD y MC no se distinguen por la gran militancia, salvo el primero que ha gobernado en varios trienios la capital oaxaqueña.

Curiosamente Acción Nacional ha ganado cuando ha llevado como candidaturas de la sociedad civil. Por ejemplo, Pablo Arnaud, quien fue un buen presidente municipal; Alberto Rodríguez y Luis Ugartechea Begué; éste al final resultó el peor de los ediles panistas después de ganar las elecciones del 2010.

Samuel tiene cierto perfil de sociedad civil. Porque si bien militó en el PRI, no fue más allá de seis años; entonces conserva identificación con sectores apartidistas (más no apolíticos). El dato es interesante porque en la actualidad este tipo de voto juega un papel fundamental en la decisión de las elecciones.

En fin, el candidato del PRI a la presidencia municipal de la capital oaxaqueña, Manuel Esesarte Pesqueira, también mostró músculo. Bueno, más bien lo mostró Javier Villacaña Jiménez, quien junto con su equipo ha mantenido el liderazgo en colonias durante muchos años, incluso, después de su trienio como munícipe (hace seis años).

Claro, es capital del Revolucionario Institucional. En este caso, el partido sí le hace la campaña a Esesarte, cuyo mitin francamente se esperaba vacío y desangelado, por su falta de presencia y trabajo político. Sin embargo, mostró músculo también, aunque no multitudinario como en la otrora época de gloria priista.

Frente a la fuerte presencia de Morena y la audacia de Samuel Gurrión, francamente era de preverse un escenario vacío en la apertura de campaña de Esesarte. Pero no, el PRI tiene su voto duro, y el líder estatal del partido, Jorge González Illescas, se esmeró en la organización de la apertura de la justa municipal.

Por el contrario, el mitin de inicio de campaña del morenista Oswaldo García Jarquín en principio deslució y fue el comentario en los equipos de sus adversarios, pues a las 17:30 horas  –cita para el evento— había muchos lugares vacíos en la explanada de la Plaza de la Danza.

Quizá porque el espacio es muy extenso y los rayos del sol aún caían inclementes. No obstante, en un arranque de campaña de puntero se esperaba una Plaza de la Danza sin más cupo siquiera para un alfiler.

Claro, las elecciones no se ganan con auditorios llenos; los inicios de campaña más bien son mediáticos. Sin embargo, desde ahí se empieza a medir fuerza electoral, estructura, organización, capacidad de movilización, etc.

Precisamente la estructura ha sido el Talón de Aquiles de Morena y de Andrés Manuel López Obrador. Y sin ésta, las elecciones tampoco se ganan por el simple impacto social de las encuestas. Por lo tanto, los morenistas en vez de ir preparando al “tigre”, mejor deberían armar estructura electoral.

En conclusión, la elección de la capital oaxaqueña que se veía venir a favor del morenista Oswaldo García Jarquín, en el arranque de campaña se vio de tercios: Coalición “Juntos Haremos Historia”, coalición “Por Oaxaca al Frente” y PRI; incluso, a éste se le puede recomponer el escenario en parte si por decisión de los órganos electorales el PVEM vuelve a la candidatura común con él.

La candidatura común la habían disuelto porque el Partido Verde se retiró de la misma el día de la aprobación de las solicitudes de registro por parte del OPLE-Oaxaca. Pero este martes el Tribunal Electoral del Estado dio revés a la planilla del PVEM, dejando en manos del órgano administrativo la solución.

En fin, que los tres candidatos Oswaldo García Jarquín, Samuel Gurrión Marías y Manuel de Esesarte tienen que echar toda la carne al asador para ganar la elección a la presidencia municipal de la capital oaxaqueña, aunque tiende a quedar entre los dos primeros.

La moneda está en el aire, pues además actualmente las elecciones no solamente se ganan con estructura, sino también con acuerdos. Y en los comicios municipales suelen ser determinantes los partidos chicos.

Por ejemplo, Nueva Alianza no va coaligado con el PRI para la capital oaxaqueña, y sin embargo, lleva un candidato como Raúl Castellanos Hernández muy audaz en política-electoral.

SDPNOTICIAS/ROSY RAMALES

Más de Destacado

Ir Arriba