Contáctanos

Oaxaca Capital – Noticias de Oaxaca

No olviden que seguimos aquí: damnificados del sismo pasarán una Navidad sin respuestas

Nacional

No olviden que seguimos aquí: damnificados del sismo pasarán una Navidad sin respuestas

Las 500 familias del Multifamiliar Tlalpan que perdieron su patrimonio tras el sismo del 19 de septiembre pasarán la Navidad sin contar con los servicios básicos, en comedores improvisados e iluminados con la luz que obtienen de los postes.

Las 500 familias del Multifamiliar Tlalpan que perdieron su patrimonio tras el sismo del 19 de septiembre pasarán la Navidad sin contar con los servicios básicos, en comedores improvisados e iluminados con la luz que obtienen de los postes.

En la víspera de Navidad, damnificados del Multifamiliar Tlalpan piden que no se olviden de ellos. “Nuestra realidad es esta, con frío y nuestros niños aquí. Antes dormíamos bajo un techo y en un segundo lo perdimos todos. Ahora dormimos entre las ratas”, dice cabizbaja Guadalupe Padilla Mendoza, propietaria del departamento 25 en el edificio 4C.

A más de tres meses de dormir a la intemperie, las 500 familias que perdieron su patrimonio tras el sismo del 19 de septiembre -y que se niegan a abandonar el campamento instalado por ellos mismos- pasarán la Navidad sin contar con los servicios básicos, en comedores improvisados iluminados con la luz que obtienen de los postes. Si acaso recurrirán a alguno de los hoteles cercanos donde pagan 230 pesos para bañarse cada tercer día, y tendrán a la mano el baño de la gasolinera más cercana.

Aunque no todo será frío y preocupación, aunque sea por un breve momento. Los damnificados tendrán este domingo su cena de Nochebuena gracias a un grupo de voluntarios. Los mismos que en las últimas semanas han organizado posadas con piñatas para los más pequeños, y que todos los días desde el temblor les han llevado de comer.

“Nunca nos han dejado solos”, confía Guadalupe. “Son como unos ángeles. Nuestro agradecimiento con ellos será eterno”.

La plática con Guadalupe se da a las afueras de su casa improvisada, techada con un par de lonas, en un pequeño jardín que ahora es más tierra que pasto, ubicado a un lado de los edificios. Con la voz quebrada, rememora cómo vio caer el edificio 1C que estaba enfrente del suyo, donde fallecieron nueve personas. Pudo salir del edificio y encontrarse con su hija que vivía en el edificio contiguo, con sus tres nietos. En el Multifamiliar Tlalpan, el sismo de magnitud 7.1 hizo que un edificio colapsara y los otros nueve resultaran dañados.

Guadalupe cuenta cómo han sentido la falta de apoyo y la ausencia del gobierno de la ciudad y de la delegación; cómo desde los primeros días que fueron desalojados de sus hogares por el peligro que les cayeran encima buscaron cabida en los espacios comunes. Jardines, áreas de juego, canchas y explanadas se convirtieron en refugios con casas de campaña, lonas y palos, algo de lo poco que pudieron rescatar y de lo que les fue donado. Cada quien vio por su suerte, pero juntos decidieron no moverse del lugar hasta que el gobierno les dé una solución.

Al tercer día del sismo tres personas se ofrecieron para representar a la unidad, en todos los trámites que serían necesarios. Después se formó una asamblea y cuatro comités -de prensa, jurídico, técnico y político.

El comité técnico recibió el pasado lunes los dictámenes de tres de los nueve edificios que quedaron en pie (2A, 3A y 3C), los cuales indican que ya pueden ser habitados. Pero Guadalupe –integrante del comité y co-coordinadora del campamento de damnificados- detalla que se aceptaron bajo reserva de ser verificados. Aunque cuentan con la firma del corresponsable de Seguridad Estructural del gobierno de la ciudad, Charbel Gómez Ruíz, solicitaron que pasen por tres revisiones más en la que participarán arquitectos, ingenieros, sismólogos y jurídicos, apoyados por la Escuela de Arquitectura e Ingeniería de la UNAM.

Una vez que estos expertos hayan dado luz verde a los dictámenes, los vecinos de esos tres edificios aceptarán regresar a sus casas, explica Guadalupe. Pendiente queda el tema de la Ley de Reconstrucción, recientemente aprobada, mediante la cual los damnificados que se quedaron sin hogar podrían acceder a créditos hipotecarios. No la aceptarán, asevera. Como muchos de sus vecinos, Guadalupe es jubilada y pensionada del ISSSTE y su pensión apenas alcanza los 2 mil pesos mensuales. No hay forma de comprometerse con un nuevo crédito después de haber pagado por años su departamento hoy dañado.

“La Constitución lo dice muy claramente: vivienda digna para cada mexicano. Pero aquí hay una modificación. Yo diría a partir de ahora: vivienda digna y segura para cada damnificado”.

Sin respuestas claras por parte de las autoridades sobre lo que será su futuro, Guadalupe tiene un mensaje. “A los mexicanos les deseamos una muy feliz Navidad y un excelente año nuevo, pero les pedimos que aquellos que no perdieron sus casas reflexionen y se acuerden que seguimos aquí, enojados e impotentes. Que no se les olvide que estamos aquí y que aún necesitamos mucha ayuda. Y les damos las gracias por todo lo que nos han dado”.

* Si deseas apoyar a los damnificados del Multifamiliar Tlalpan, puedes ponerte en contacto con Alejandra Vanesa, hija de Guadalupe, al número (044)5537499999.

* Animal Político / Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

 

Sigue Leyendo
Tal vez te interese …

Más de Nacional

Ir Arriba